¿Por qué ser donante de ovulos?

Lo que saben muy bien los expertos con respecto a la donación de óvulos, es que cada una de las mujeres que se decide finalmente a donar sus óvulos tiene una motivación diferente. No todas ellas comparten un propósito en común, ya que tienen una intención íntima que les lleva a considerar esta práctica.

Las situaciones particulares de cada mujer pueden llevarle a pensar, reflexionar e informarse sobre lo que significa ser donante de óvulos. Vamos a especificar algunos de los motivos generales por los que alguien acaba tomando esta decisión tan importante, como es prestarse para donar sus óvulos a otra mujer que los necesita.

Dona Vida

Esta es una pregunta que se han podido hacer muchas mujeres a lo largo de su vida ¿por qué ser donante de óvulos? Y estos son algunos de los motivos más generales:

 

Altruismo: ayudar a otra mujer

 

Cuando se conoce la situación por las que pasan muchas mujeres, la desesperación de querer tener hijos y no poder de forma natural con sus propios óvulos. Entonces muchas mujeres son sensibles a estas circunstancias, y tras informarse bien de lo que supone y la gran ayuda que pueden ofrecer, deciden ser altruistas y contribuir a que una mujer pueda albergar vida en su interior.

 

Este acto de compasión y amabilidad es uno de los principales motores que motivan a muchas donantes, a pesar del complejo proceso por el que deben pasar. Incluso algunas de estas mujeres son más sensibles especialmente a este tema porque ya tienen hijos, y gracias a que saben en sus propias carnes lo bonito que es la maternidad se sienten agradecidas, y quieren contribuir a que otra mujer pueda conseguirlo y disfrutar de dicho milagro al igual que ellas.

 

De igual manera, también hay donantes que no son madres y que incluso no se plantean serlo en un futuro pero, sin embargo, les motiva la idea de que alguien que si quiere quedarse embarazada pueda hacerlo gracias a su ayuda.

 

La propia empatía también es una gran motivación, ya que al pensar que es una situación complicada, en la que si me encontrara bajo esas circunstancias querría que alguien me ayudara, entonces acabamos haciendo lo que nos gustaría que hicieran con nosotras.

 

Cualquier motivación es válida

 

La finalidad que tiene esta acción tan comprometida y amable, hace por sí misma que cualquier motivación implicada sea válida. Hay que pensar que este tipo de donaciones son una manera extraordinaria de ayudar a otra persona a conseguir lo que desea, en este caso algo tan bello como traer una vida humana a este mundo. Se trata de alguien que tiene dificultades y no cuenta con recursos propios para poder conseguirlo, y con un poco de ayuda puede seguramente lograrlo.

 

Toda motivación es válida y también personal, las causas para querer ser donante de óvulos son muy variadas ya que depende de cada mujer. Y tal y como hemos visto si que hay un trasfondo y unas motivaciones generales que son las que impulsan a decidirse por esta posibilidad tan altruista.

 

No cabe duda, que actualmente hay un retraso con respecto a anteriores tiempos en la maternidad. Las madres primerizas van cada vez retrasando más este momento, y como sabemos, a ciertas edades ya se vuelve más complicado poder tener hijos de forma natural. También son crecientes los diversos factores de infertilidad que son originados por causas de contaminación medioambiental y una mala alimentación. Todo ello, en la actualidad implica mayores demandas de la fecundación asistida y fecundación in vitro. Es por este motivo que la donación de óvulos se ha convertido en una técnica muy eficaz, gracias a los nuevos adelantos.  Es sobre todo muy demandada por mujeres mayores de 40 años.

 

Si bien es cierto que en contra de lo que dice el  Real Decreto 412/1996 y la Ley de Reproducción Asistida 35/1988,  existe una compensación económica a la que muchas mujeres les viene muy bien, siendo también una motivación extra. Un porcentaje muy elevado de mujeres tiene una voluntad altruista y solidaria con las mujeres que necesitan de esos óvulos para poder ser madres, y experimentar así el milagro de la maternidad.

 

En definitiva, ser donante de óvulos ayuda a un gran conjunto amplio de mujeres que tienen problemas para tener hijos, debido a diversas problemáticas que le hacen sufrir esterilidad. Estos problemas son cada vez más frecuentes en todo el mundo y no podemos obviarlos. Hoy día casi todas las personas conocemos a alguien que ha pasado por este proceso o ha pensado en recurrir a la donación de óvulos.

 

Los principales problemas para concebir por las mujeres que recurren a las donantes de óvulos son los siguientes:

 

  • Tienen enfermedades genéticas que resultan peligrosas para sus hijos.
  • Debido a la edad o por una enfermedad sus ovarios pueden estar afectados y no funcionar correctamente.
  • No responden bien a la medicación y sus ovarios no poseen la suficiente calidad necesaria como para poder gestar.