El donar óvulos, es el proceso por el cual una mujer ofrece de manera altruista sus gametos para que otras mujeres se puedan someterse a una intervención de fecundación y tener hijos.

 

Dicho proceso tiene un bajo riesgo de complicaciones pero aun así supone una intervención dura para muchas donantes.

 

Requisitos para ser donante

 

Para donar óvulos se deben realizar unas pruebas psicofísicas previas a  el inicio del procedimiento que determinarán si la donante es apta o no para someterse a la estimulación hormonal, mediante fármacos, y luego a la intervención ambulatoria en la que se le practicará la punción en la que se extraerán los óvulos para la muestra.

 

Para poder comenzar con el examen clínico, la donante tiene que tener 18 años y menos de 35, y se le deberán realizar análisis para determinar la fertilidad de sus gametos y si padece alguna enfermedad hereditaria que se pueda contagiar al feto en su desarrollo o en la edad adulta.

 

Para complementar dicho informe, la donante deberá rellenar un impreso en el que complementará todos sus datos, para poder entre otros casos identificar la muestra, y en el que constarán las posibles enfermedades hereditarias que se le puedan transmitir, como puede ser fibrosis quística, anemia falciforme, distrofia muscular, entre otras.

 

En él también aparecerá una cláusula en la que la donante acepta las condiciones de confidencialidad de la donación, y afirma que es consciente de que no va a recibir ninguna bonificación económica por el procedimiento, es decir, que lo hace de manera altruista con el único propósito de ayudar a parejas con problemas de fertilidad para que puedan tener hijos.

 

 

Procedimiento

Para realizar la donación se deben seguir una serie de procedimientos muy sencillos:

 

  • Primero, se realizará una entrevista con la donante en la que se le preguntarán por factores correspondientes a la donación, como posibles enfermedades o afecciones que puedan dificultar el proceso. En ella también se le informará a la donante de como se desarrollará el procedimiento y de los posibles efectos adversos que puedan ocasionar en su organismos. Tras la entrevista la donante tendrá un breve periodo en el que se planteará si quiere o no seguir con el procedimiento, y en caso afirmativo se le solicitará que firme un contrato de consentimiento con el que poder empezar. Dicha información que se le facilite a la paciente, será meramente informativa y no supondrá ningún compromiso para ella.

 

  • Segundo, se realizará el examen médico, para comenzar el proceso es necesario realizar una serie de pruebas previas al comienzo del tratamiento con las que se podrá determinar si la donante está 100% sana y no presenta ninguna enfermedad que se pueda contagiar a los gametos o que pueda dificultar el proceso. Dichas pruebas son:

 

  • Un examen de cariotipos para definir el estado de tus cromosomas.
  • 2 muestras de sangre, una para determinar posibles enfermedades en tus genes que puedan ser  traspasadas a las muestras; y para realizar un estudio normal de sangre para descartar enfermedades de salud en el momento de la donación.
  • Una ecografía para descartar posibles malformaciones en los ovarios y que todo está en perfectas condiciones.
  • Una revisión ginecológica para comprobar que los ovarios están en perfectas condiciones para poder comenzar.
  • Todas estas pruebas son totalmente gratuitas y podrás llevarte los resultados a casa sin ningún compromiso, ya que te pueden servir en el día de mañana para cuando quieras ser madre.

 

  • Proceso de estimulación ovárica, tras conocer los resultados de las pruebas y dar luz verde para el tratamiento, se mandará a la donante a realizarse una administración de hormonas que ella misma podrá hacer en su casa o que si lo prefiere puede realizarse en la misma clínica bajo supervisión. Dicho tratamiento tendrá una duración de entre 10 y 12 días en los cuales la donante tendrá que ir a revisiones periódicas para ver cómo va el proceso.

 

Con la estimulación, lo único que se pretende es que en vez de madurar un solo óvulo, lo hagan varios a la vez, con lo que se consigue una mayor cantidad de una sola punción. Este proceso se realizará después de la menstruación normal y no implicará una esterilidad o descenso de la fertilidad de la donante, ya que después del procedimiento se producirá su sangrado normal, lo cual indicará que ha terminado el proceso.

 

  • Punción, se realizará pasados los 10 o 12 días de estimulación. El proceso es ambulatorio, con lo que implica que presenta un riesgo muy bajo para la donante y se aplicará una dosis baja de anestesia para evitar posibles molestias durante el procedimiento. La intervención presenta una duración de 20 minutos en los cuales se introducirá una jeringa por el conducto vaginal hasta el ovario y se procederá a la extracción de los óvulos ya maduros. Pasadas 2 o 3 horas de la extracción y con el consentimiento de los médicos, la donante podrá irse a casa sin ningún problema.

 

  • Seguimiento, se realizará una consulta pasado un tiempo de la punción para comprobar que todo ha ido como se esperaba y para comprobar que no se ha producido ninguna complicación. Dicha cita podrá ser concertada por los médicos o la donante si considera que es necesario.

Hay un bajo porcentaje de donante que resultan finalmente rechazadas, tan solo un 1%, y suele ser por motivos de falta de peso, índole personal, depresión o consumo de estupefacientes. Estos controles se realizan siempre bajo la supervisión de psicólogos especializados en este ámbito. Al ser tan bajo el porcentaje de rechazo, esto facilita que la práctica de la donación de óvulos sea ampliamente extendida.

 

 Preguntas frecuentes

 

Lo normal, es que las mujeres que se planteen donar sus óvulos para ayudar a las parejas que lo necesitan, se planteen muchas cuestiones. Ese miedo viene infundido principalmente por las mentiras que circulan por internet de los graves efectos adversos que presenta dicho procedimiento. En este artículo responderemos a las dudas más frecuentes que se pueden tener al respecto.

 

¿Cuántas veces se puede donar óvulos?

 

Legalmente la ley española no estipula el número de veces que una mujer puede donar, pero lo que si indica es que no puede haber más de 6 niños nacidos por inseminación in vitro por territorio. Por lo tanto, no se pone un límite en lo que se trata a donaciones, pero la clínica si podrá negarse a la donación si ya se ha establecido ese límite y presentan muchas muestras en su banco de gametos.

 

¿Cuál es su precio?

 

El precio dependerá de la clínica, pero este pago será una compensación por los daños y molestias ocasionados por el procedimiento, ya que la donación es altruista y no puede ser beneficio económico para la donante. En caso de que se realice un pago por dicha donación que no sea por daños pasará a ser un proceso ilegal y por tanto podrá ser sancionado por la ley.

 

¿Cuántas veces puedo donar en 1 año?

 

Al no existir limite en el número de donaciones, estas se pueden hacer tantas veces como el cuerpo lo resista, pudiendo incluso realizarse 1 donación cada mes después de la menstruación. Será la clínica la única encargada de la regulación de dichas donaciones, llevando un control de la capacidad de su banco de óvulos y de las mujeres por dicha técnica que hayan dado a luz en el territorio donde se encuentran.

 

¿Es un proceso legal?

 

Es legal siempre y cuando se sigan las normativas marcadas por la Ley 14/2006, sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida, teniendo que ser estas anónimas, altruistas y totalmente confidenciales entre donante y paciente.

 

¿La ley cambia según la comunidad autónoma?

 

La Ley 14/2006 de reproducción asistida es la misma para todo el territorio español, teniendo esta que cumplirse en todas las ciudades y comunidades autónomas en las que se practique dicha técnica.

 

En dichos procesos siempre tiene que ser principal la confidencialidad de la donante, y siendo de manera altruista, para que así a donación no sea forzosa sino con carácter meramente social y humanitario, teniendo  un único objetivo que será el de ayudar a otras parejas a tener sus propios hijos cuando ellos no pueden hacerlo por culpa de sus gametos.

 

Lo que puede cambiar en dichas comunidades son las condiciones para ser donante, como puede ser los resultados de las pruebas psicofísicas o la edad.

 

¿Se puede obtener información de la donante?

 

Si se puede siempre que sea por parte del hijo nacido de ese gameto o pro su representante legal. Dicha información solo puede ser de carácter general, ya que no puede contener nombre o forma de contacto con la donante.

 

Sin embargo, existe una clausula con la que se puede mantener el contacto, y será solo en caso de que el hijo sea mayor de edad y quiera saber quién es al donante, con lo que podrá ir a la clínica a pedir la información siempre que en su día la donante haya dado su consentimiento; si hay riesgo para él bebe por parte de enfermedades congénitas que no se hayan detectado en la donante o que esta no haya determinado en el impreso inicial; o si existe algún procedimiento judicial por medio de la donación, con lo que la información se le será suministrada a la policía o entidad federal correspondiente.

 

Todos los casos que no entren en este tipo de exclusiones serán llevados como marca la ley y guardarán el anonimato de dicha persona para los futuros usuarios de su muestra. Solo la clínica será la encargada de administrar dichos datos para poder establecer una compatibilidad entre donante y receptora, y poder evitar con eso el rechazo del gameto por parte del cuerpo de esta. Cuanto mayor sea la compatibilidad inmune, mayor posibilidad tendrá la receptora de quedarse embarazada gracias a los óvulos de la donante.